SalaamBombay

Título en España: Salaam Bombay!
Año: 1988
Duración: 114 min.
País: India
Directora: Mira Nair
Guión: Sooni Taraporevala
Fotografía: Sandi Sissel
Música: L. Subramaniam
Intérpretes: Shafiq Syed, Raghuvir Yadav, Aneeta Kanwar, Nana Patekar, Hansa Vithal
Sinopsis: Krishna es un niño de las calles de Bombay. A pesar de su temprana edad ya tiene que sobrevivir de cualquier modo, en medio de una galería de personajes de la calle, entre los que encuentra lealtad, traición, amor y todas las experiencias que conforman la vida misma.

IMDBFilmaffinity.

Salaam Bombay! (1998, dirigida por la directora Mira Nair) es una coproducción francesa, inglesa, americana e hindú que nos cuenta la historia de Krishna, un niño que es abandonado por su madre en un espectáculo circense para que consiga dinero y así saldar una deuda con su hermano. Krishna acabará vendiendo té por las calles de Bombay junto con otros niños abandonados para subsistir, intentando ahorrar para poder volver a casa mientras evita a la temida policía. Desgraciadamente, Krishna descubrirá que la vida en las calles de Bombay no es fácil.


(El siguiente texto ha sido extraído de https://elpais.com/diario/1989/03/24/cultura/606697202_850215.html)

¡Salaam Bombay!, película que basa su ficción en la realidad que protagonizan los niños que sobreviven en las calles de Bombay, es el primer largometraje de Mira Nair, triunfador en el Festival de Cannes de 1988, donde obtuvo la Cámara de Oro –galardón reservado para las óperas primas–, candidato al Óscar reservado al mejor filme de habla no inglesa. Mira Nair, que inició su carrera artística como actriz de teatro en la India, es un caso atípico en dicha cinematografía –la mayor productora de películas del mundo–, ya que la cineasta india, tras estudiar en Harvard, se formó como realizadora en Estados Unidos, en el campo del documental. La película, rodada en las calles de Bombay y en uno de sus burdeles, está interpretada por un grupo de niños rescatados de los reformatorios y calles de la citada ciudad, entre los que destaca su protagonista, Shafiq Syed. Más que remitirnos al cine indio clásico, este título, de duro y sincero tratamiento, de paisaje urbano y tono documentalista en su ficción, nos remite a la corriente neorrealista, pero con una enorme diferencia. Aquí, los avatares de los jóvenes protagonistas no están propiciados por una situación anómala, como ocurría en la posguerra que reflejaba el cine italiano, sino que discurren inmersos en una fatal cotidianidad tercermundista, sin espacio ni tiempo para la queja. La cruel realidad presentada en ¡Salaam Bombay!, busca su intensidad por acumulación. Y es así como encuentra coherencia su discurso narrativo, que evita sensiblerías y rehúye el error de incluir solución en su punto final, donde la última mirada del protagonista infantil marca su apoteosis dramática al transmitir toda la emotividad contenida en esta meritoria y recomendable película.


Más información:
https://www.rogerebert.com/reviews/salaam-bombay-1988 (en inglés)

Calificación: No recomendada para menores de trece años.