Título en España: Rebelde sin causa
Título original: Rebel Without a Cause
Año: 1955
Duración: 107 min.
País: Estados Unidos
Director: Nicholas Ray
Guión: Stewart Stern e Irving Shulman según un argumento de Nicholas Ray
Fotografía: Ernest Haller
Música: Leonard Rosenman
Dirección artística: Malcolm Bert
Decorados: William Wallace
Vestuario: Moss Mabry
Montaje: William Ziegler
Intérpretes: James Dean, Natalie Wood, Sal Mineo, Jim Backus, Ann Doran, Corey Allen, William Hopper, Rochelle Hudson, Dennis Hopper, Edward Platt, Steffi Sidney
Sinopsis: Tres jóvenes, Jim Stark, Judy y Platón, coinciden en una comisaría. Cada uno está allí por un motivo distinto: Jim está borracho, Judy se ha escapado de su casa y Platón acababa de matar a tiros a unos cachorros. El inspector Ray descubre que los tres mantienen una relación conflictiva con sus familias. A Jim y a Judy los van a recoger sus padres, pero Platón, hijo de una pareja divorciada, tiene que conformarse con la visita de la criada negra que vive con él.

IMDBFilmaffinity.

En Rebelde sin causa (1955), de Nicholas Ray, Jimmy, un estudiante de instituto, es un chico particularmente difícil, confuso y desorientado que se ve frecuentemente envuelto en peleas y conflictos, a consecuencia de los cuales su familia, en la cual es el hijo único, se ve obligada a un permanente peregrinaje de una ciudad a otra. Llegado a una nueva localidad, en la que también encontrará nuevos sentimientos hasta entonces desconocidos (el amor de Judy y la amistad admirativa de Platón, un muchacho aún más joven que él), no tardará en sostener su enésimo enfrentamiento, aunque, en esta ocasión, las consecuencias serán mucho más terribles.


(El siguiente texto ha sido extraído de http://www.filmaffinity.com/es/review/49576988.html)

Segundo film protagonizado por James Dean, realizado por Nicholas Ray (1911-1979). El guión, del joven Stewart Stern, desarrolla un argumento original de N. Ray, adaptado por Irving Schulman. Toma el título del libro Rebel Without a Cause: The Hypoanalysis of a Criminal Psychopath (1944), del psiquiatra Robert M. Lindner. Se rueda entre el 28/III y el 25/V de 1955, en escenarios reales de California (L.A., Calabazas, Hollywood, Santa Mónica…) y en los platós de Warner Studios (Burbank, CA). Es nominado a 3 Oscar. Producido por Davis Weibster para la Warner, se estrena el 27-X-1955 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar a lo largo de unos pocos días de octubre de 1955. Jim Stark (Dean), joven recién llegado con su familia a L.A., coincide en la Comisaría de policía del barrio con Judy (Wood) y con John “Platón” Crawford (Mineo). Jim ha sido arrestado por embriaguez en la vía pública, Judy por vagar sola por las calles durante la noche y Platón por haber dado muerte a tiros a unos cachorros. Los tres son interrogados por el inspector Ray Fremick (Platt) y entregados a sus familiares, residentes en los alrededores, en los que se asienta una barriada de vecinos de clase media. Jim tiene 17 años, es hijo único de una madre autoritaria y fría y de un padre débil y pusilánime. Judy, de 17 años, es inocente e ingenua, y tiene problemas de relación con su padre, que no entiende y rechaza las demostraciones de afecto de la hija, ante la pasividad de la madre. Platón, de 15 años, de carácter inestable y retraído, es hijo de padres separados y no es querido por nadie. Al cuidado de una sirvienta, se siente solo y abandonado.

El film suma drama, romance y análisis sociológico. Explora el fenómeno de la rebeldía juvenil que emerge en EEUU como problema colectivo en los años 50 del XX. La nueva generación de adolescentes, llegados al uso de razón después de la IIGM, presenta una cota elevada de individuos conflictivos, transgresores, violentos y rebeldes, aficionados a las emociones fuertes, que con frecuencia caen en la práctica de actos delictivos. La idea del film surge como un intento de respuesta a la preocupación general del país por una problemática nueva y creciente. El film no es el único que aborda el problema de la conflictividad juvenil, pero deviene el más conocido y acreditado del momento. Tratan el tema films como Salvaje! (Benedek, 1953), Semilla de maldad (Brooks, 1955) y otros.

Los primeros borradores del guión establecían una relación de causalidad directa entre pobreza y delincuencia juvenil, que es rechazada posteriormente. Los hechos ponían de manifiesto que el fenómeno afectaba, también, a las clases medias y a las medias altas e, incluso, a las altas y acomodadas.

Los estudios empíricos más solventes del momento ponen en relación la conflictividad y la delincuencia juvenil con problemas familiares comunes a todos los estratos de la sociedad, como desestructuración o disfuncionalidad familiar, patologías afectivas de los padres, conflictos de pareja, situaciones diversas de desatención, desafecto y descuido de los hijos, etc. Otros factores causales se relacionan con enfermedades mentales de los padres, adicciones como el alcoholismo, inestabilidad laboral, jornadas laborales prolongadas, discapacidades sobrevenidas, etc.

El film relaciona, sobre todo, la conducta de los jóvenes rebeldes, con su búsqueda de la honestidad y la sinceridad en un mundo de doble moral, hipocresía y culto de las falsas apariencias. El film establece que los problemas de la juventud son, por encima de todo, el reflejo de problemas de fondo del mundo de los adultos.

El film constituye para Ray una gran oportunidad para crear una obra personal. Dispone al efecto de un margen de libertad y de una capacidad de maniobra muy amplios. Encomienda el guión a un joven de 32 años, elige como actores a Dean y Wood y consigue que el rodaje se haga en cinemascope. La cinta resultante es uno de los mejores trabajos de Ray, que deja en ella la huella de su personalidad. Como corresponde a sus gustos, el protagonista es un personaje confuso, incómodo, individualista, decepcionado y solitario. Aborda temas que le son particularmente gratos, como la marginalidad, la delincuencia, la juventud, la adolescencia segada en flor. Hace referencia a algunas de sus aficiones de juventud (Planetarium), incorpora en el subtexto referencias homosexuales, se posiciona a favor de los jóvenes, etc. El film constituye una obra clave dentro de la filmografía de Ray.

La interpretación de Dean, Wood y Mineo es brillante y convincente. Wood y Mineo son nominados a los Oscar (actriz y actor de reparto). Natalie Wood tenía 16 años. Mineo debuta en cine. Dean se convierte en un icono del joven rebelde. Su indumentaria con los colores de la bandera americana (vaqueros azules, camiseta blanca y cazadora roja) deviene modelo largamente imitado en el país.

La música, de Leonard Ronseman (Al este del Edén, Kazan, 1955), crea una partitura apasionada, de viento y metal, que alcanza su punto culminante en la escena nocturna en el Planetarium, a la que comunica un nivel extraordinario de tensión y dramatismo. Añade composiciones ajenas clásicas (Coro de las valquirias de Wagner y la canción de cuna Lullaby de Brahms) y dos fragmentos breves de música popular del momento. La fotografía, de Ernest Haller (El hombre del oeste, Mann, 1958), en color (wagnercolor) y scope, emplea colores saturados, fuertes contrastes de luz y trazos expresionistas, que evocan el ardor y el vigor de la juventud.

Largometraje nº 11 de Ray, es uno de sus mejores trabajos. Film clásico y de culto, conserva parte de su interés inicial. Es un testimonio documental de una época.