Título en España:  El último verano de la boyita
Año: 2009
Duración: 85 min.
País: Argentina-España-Francia
Dirección: Julia Solomonoff
Guión: Julia Solomonoff
Fotografía: Lucio Bonelli, Julia Solomonoff
Música: Sebastián Escofett
Diseño de producción: Esteban Lucangioli
Vestuario: Natalia Vacs
Montaje: Rosario Suárez, Andrés Tambornino
Intérpretes: Guadalupe Alonso, Gabo Correa, María Clara Merendino, Mirella Pascual, Guillermo Pfening, Silvia Tavcar, Nicolás Treise
Sinopsis: La Boyita es una casa rodante que tiene la mágica capacidad de flotar. Una especie de anfibio doméstico, un refugio para Jorgelina, una niña que está a punto de alcanzar la adolescencia. Cuando va a pasar las vacaciones al campo junto a su papá, conoce a Mario, un niño que le plantea a Jorgelina dudas que no sabe cómo afrontar.

IMDBFilmaffinity.

En El último verano de la boyita (2009), de la directora argentina Julia Solomonoff, la boyita (autocaravana) es un refugio para Jorgelina, una niña que está a punto de alcanzar la adolescencia. Cuando va a pasar las vacaciones al campo junto a su papá, conoce a Mario, un niño con el que emprenderá un camino de temor, compañía y aceptación, sobre todo cuando Jorgelina se entere de que su nuevo amigo guarda un secreto que le hace diferente a los demás chicos.


(El siguiente texto ha sido extraído de https://www.filmaffinity.com/es/user/rating/626226/874943.html)

El último verano de la Boyita es una pequeña joya del reciente cine argentino, sobre el tortuoso paso hacia la adolescencia y el despertar sexual, a través de una historia de amistad diferente y rodada con extremada sensibilidad por Julia Solomonoff (Hermanas), con una pareja de niños protagonistas que otorga gran credibilidad a lo que se nos cuenta. Muy recomendable para amantes del cine de apariencia sencilla pero que llega al corazón del espectador.

En un espacio aparentemente bucólico, un secreto se revela, espontáneamente. Al volver de una cabalgata, Jorgelina nota una mancha de sangre en la montura. Y otra mancha en el pantalón de Mario. Mario no sabe qué decir. No sabe por qué, pero él no es como los demás. Jorgelina lo acompañará en un camino de descubrimiento, temor y aceptación. Una revelación que los unirá más de lo imaginado.

El último verano de la Boyita es una drama intimista que consigue cautivarnos a través de la sinceridad de sus imágenes y de la interpretación de sus jóvenes actores, algunos no profesionales, con una historia que narra el descubrimiento temprano de la sexualidad desde un punto de vista poco convencional, en un entorno rural sin el que no hubiera funcionado igual y sin caer en los tópicos de este tipo de narraciones. Una película que va más allá del habitual retrato de la niñez y de los traumas y sin sabores de la preadolescencia, pero siempre desde la sencillez en la puesta en escena y de un ritmo sosegado y delicado, dotando más importancia a sus personajes que a la cámara y desarrollando una historia más compleja de lo que aparenta en un principio que en manos de Solomonoff se convierte en un bello canto a la amistad, al amor, a la diferencia y a los hechos que a lo largo de la vida nos hacen madurar.


Más información en http://cinedivergente.com/criticas/largometrajes/el-ultimo-verano-de-la-boyita